sábado, 3 de julio de 2010

CARLA ROJAS,NUEVO VALOR DE LA CANTA LLANERA


Sobre esta amplia sabana de Guanipa, donde la esencia del mango y los colores del merey juegan a ser silvestres como esos morichales frondosos y tupidos que todavía resisten en cada fuente de agua; la milagrosa y sabia mano de Dios, no tiene que hacer gran esfuerzo para esculpir la belleza y otorgarle inteligencia a la mujer que nace en esta tierra. Mujer hermosa por naturaleza, talentosa por naturaleza y virtuosa en su ser y en su talento creador y profesional.





Esas cualidades son fáciles de de detectar y apreciar cuando se tiene en frente a una joven como Carla Rojas, quien a pesar de ser graduada de Técnico Superior en Química, ha mantenido con dedicación, constancia y una visión clara el canto de la música llanera, en sus expresiones más sublimes como son el pasaje sabanero y estilizado, el golpe brioso y el joropo recio y aplomado, bueno para sacarle polvo al piso con la suela de la alpargata. Y es que da gusto ver a una mujer cuando se para delante del arpa y suelta su voz para que el viento trasmita su mensaje de coplera. Así lo hace Carla Rojas “El Lucerito de Guanipa”, quien a pesar de su juventud, madura paso a paso la cuadratura interpretativa y el dominio de la escena, como araguaney que florece en la sabana y las aves lo bendicen cantando.
Carla Rojas nació en El Tigre, estado Anzoátegui, en eso días en que la sabana arde por los cuatro costados y el sol no reconoce otro camino que no sea el del calor y su esplendor sin nubes. Es decir, nació un 16 de marzo de 1987, fruto de ese amor que a través de los años se han profesado doña Petronila Belizario y José Rojas. Ella cuenta que es la mayor de sus hermanos.
Cursando estudios en la unidad educativa Fermín Toro de su ciudad natal, participa en el festival Voz Liceísta Fermintoriana en 2004. Eso la impulsó a seguir interpretando la música venezolana.
Al ingresar a cursar estudios en el Instituto Universitario de Tecnología José Antonio Anzoátegui (IUTJAA), se aferra a esa inquietud, intercalándola con los estudios, participando en eventos culturales de la institución universitaria, exaltando la identidad nacional, para lo cual ha contado con el apoyo de muchas personas.
En el mes de noviembre de 2009, participa en el pre-festival clasificatorio de la delegación del estado Anzoátegui, coordinada por el locutor Germán Camacho, para el festival nacional Panoja de Oro, donde se titula ganadora de la voz estilizada, teniendo la oportunidad de defender a esta entidad, y aunque no estuvo en el cuadro de honor, ganó una importante experiencia y dejó en alto su aplaudida participación en Valle de La Pascua, estado Guárico, poniéndole corazón como la médula emblemática del cereipo y estilo como el canto mismo de una perdiz sabanera en pleno mes de enero.
Igualmente, mostrando su versatilidad artística, interviene el 26 de diciembre de 2009, en el festival Cardenal de Oro en la población de Zuata, municipio Monagas del estado Anzoátegui, alzándose con el primer lugar en el renglón recio.
De momento, es una de las artistas invitadas que actuará en el encuentro de música llanera a celebrarse el 16 de julio en el restaurante Garden de El Tigre.
Casi junto al primer lugar en el festival Cardenal de Oro ganado en Zuata, a su vez vio coronado con otro de sus logros fundamentales de su vida, como lo es la obtención de su título de Técnico Superior Universitario a nivel Químico, demostrando que además de belleza, posee un inmenso talento para sonreírle a la vida, en la que con buen pulso, se enrumba a la realización de su primera producción discográfica, donde no dudados que el éxito le será tan amplio como esta tierra que un buen día la vio nacer y la colma de sentimientos por esta patria grande que es Venezuela